• Verónica Santos

Patios inclusivos

Hoy os quiero hablar sobre una de las propuestas más importantes en coeducación: los patios inclusivos. Tradicionalmente, el patio ha sido el lugar destinado a las actividades físicas y lúdicas en los centros escolares, así como a las propias de la asignatura de Educación Física en muchos centros.

Si bien es cierto que esta realidad es cambiante, la mayoría de los patios de los centros educativos de nuestro país están diseñados en un 70% para el desarrollo de actividades deportivas.

En palabras de Marina Subirats, experta en coeducación, La ocupación y uso de los espacios, y sobre todo de aquellos espacios que por alguna razón se consideran más valorados, se realiza de acuerdo con una jerarquía de poder, por la cual hay quien tiene derecho a ocupar estos espacios y hay quien no lo tiene. Hablamos de derechos que no son formales, que derivan de la costumbre y de las jerarquías admitidas, o bien de una lucha inmediata que hace que sean los individuos más fuertes los que los ocupan.



Querer negar la realidad de que la mayoría de las niñas no juega al fútbol, que es el deporte más popular en los tiempos de recreo, es llevar una venda en los ojos. La realidad es así: mientras los niños juegan al fútbol las niñas - y algunos niños- se acomodan alrededor del patio y ocupan un espacio muy reducido.

Una de las luchas de la educación en igualdad es crear patios inclusivos en los que el espacio para deporte y para otro tipo de actividades lúdicas sea proporcional.

Para ello, es necesario invertir en infraestructuras en los patios pudiendo acomodarse algunos de estos cambios:

  • juegos tradicionales pintados en el suelo (ej. tres en raya)

  • naturaleza, huerto escolar

  • música

  • frutas para merendar

  • espacios de descanso

  • espacios de sombra

  • columpios

  • arenero o zonas de tierra con desniveles

  • biblio patio (espacio de lectura)

  • decoración agradable (mandalas, colores, cojines, asientos cómodos...)


Lógicamente, sabemos que incorporar todos estos cambios sería muy difícil económica y estructuralmente hablando, pero en realidad no se trata de tener un patio perfecto, sino codiseñado por todo el centro educativo. Para ello, se propone crear en el centro un equipo de patios que represente a toda la comunidad educativa (habrá representante del alumnado, profesorado de todas las etapas que se impartan, AMPA...) que decidirá de forma consensuada cómo quiere diseñar su patio y qué mejoras se irán implementando y valorando anualmente.

Os dejo algunas ideas visuales por aquí. ¡Espero que os haya gustado!




©2020 por Coeducando.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now